Pasar al contenido principal

¿Cómo cuidar a tu gatito en casa?

Back to overview

Usted está aquí

¿Tienes un gatito recién llegado o estás a punto de darle la bienvenida a casa?  Conoce qué cuidados y aspectos clave debes tener en cuenta para que tu nuevo amigo de cuatro patas tenga una vida sana y feliz.

 

Primeras necesidades

En primer lugar, debes preguntar por la edad del gatito, así como por su historial y su dieta. Esto te dará pistas clave para garantizar su salud desde el primer día.

Además, necesitarás lo siguiente:

● Comedero y bebedero

● Caja de arena y pala

● Cepillo, manopla y paño/tela

● Caja transportadora

● Cortauñas especial para gatos

● Rascador con estabilidad (mínimo 1)

También será necesario asegurarse de que el gatito tenga un espacio donde pueda esconderse y descansar cómodamente, y que las ventanas, balcones y terrazas, si las hay, estén adaptadas a la llegada del nuevo inquilino. Por ejemplo, les puedes poner mosquiteras.

 

La llegada a casa

Si es posible, trae de donde lo recojas algo que tenga su olor, como un juguete o una manta. Deja al gatito y su objeto en una habitación tranquila y silenciosa, sin recovecos, asegurándote de que tenga un escondite que le sirva de cama pero que sea fácilmente accesible en caso de necesidad. Lo ideal será evitar factores de estrés como el ruido, la confusión, las multitudes o el frío.

Continúa dándole la misma comida que estaba comiendo anteriormente. Dale espacio y tiempo para que se acostumbre, no le vigiles ni le presiones demasiado. Normalmente los gatitos se acostumbran rápidamente y sin problemas, pero hay que darles un tiempo, así como libertad para oler todo y a todos. Deja que sea él quien decida cómo y cuándo acercarse.

 

Alimentación

Comedero y bebedero: de porcelana, cerámica, vidrio o acero inoxidable. No optes por materiales porosos o de plástico. Deja los contenedores siempre en el mismo lugar.

Alimento: debe ser de máxima calidad, ya sea seco o húmedo, y adecuado a la edad del animal. No se recomienda dar suplementos sin el consejo del veterinario. También se recomienda alternar marcas y sabores a lo largo del tiempo, haciendo siempre los cambios muy graduales.

Comida seca: tenerla siempre disponible. Retira el exceso de alimento y limpia el recipiente de vez en cuando.

Comida húmeda: cuando des este tipo de pienso, no lo dejes disponible indefinidamente porque cuanto más caliente esté, menor será su vida útil.

Alimento de transición: si quieres cambiar lo que come el gatito cuando llega a tu casa, te recomendamos que mantengas la comida que estaba tomando en las primeras 2 a 4 semanas, comenzando la transición en la 3ª. Esta transición se hace de forma gradual, reduciendo la cantidad de la ración inicial y añadiendo la nueva ración poco a poco. Debe hacerse durante un mínimo de 5 días.

Agua: el agua debe ser fresca, limpia y estar siempre disponible y en abundancia. Por lo tanto, es fundamental mantener siempre limpio el bebedero. 

Regalos/recompensas: deben ser apropiados para su edad, de alta calidad y ofrecidos con poca frecuencia. 

 

Higiene

El arenero debe ser lo suficientemente grande como para que el gato pueda dar vueltas en él.

La arena no debe levantar polvo. Se recomienda utilizar aglomerado para una limpieza fácil y frecuente, realizada al menos una vez al día.

Limpia el fondo de la caja cada vez que cambies la arena.

Debe colocarse en un lugar tranquilo y sin corrientes de aire, idealmente en el baño. Si no es posible, evita colocar la caja cerca de la comida, el agua o el lugar de descanso.

No necesitan ser bañados, salvo en situaciones puntuales, por lo que no hay que utilizar champús ni otros productos químicos. Si tienes que bañarlo, sécalo bien después y evita horas como la tarde o la noche.

Acostumbra a tu gatito a ser cepillado para eliminar el pelo muerto con frecuencia.

Para cepillarlo puedes utilizar un cepillo metálico o un guante de goma, con el que debes retirar el pelo suelto y masajear.

También puedes limpiar a tu gatito con un paño húmedo y suave.

No se recomienda cortar las uñas porque se asocia directamente con la expresión del comportamiento, sobre todo si se trata de un gato con libertad para salir al exterior. Sin embargo, si se recorta, se debe recortar sólo la punta, hasta la zona rosa.

 

Educación

Utiliza el refuerzo positivo para fomentar los comportamientos que es importante mantener.

Regáñale cuando tenga un comportamiento indeseable, pero sin llamarle por su nombre.

Nunca le castigues ni le pegues, el animal no lo entenderá y esto sólo dañará la relación contigo.

Acostúmbralo a utilizar un arnés, un collar y una correa, especialmente cuando salga de casa. Si no sale de casa, este hábito sigue siendo útil para llevarle al veterinario o de viaje.

 

Necesidades de comportamiento

El rascador debe ser estable y estar colocado en un lugar visible de la casa. Te recomendamos que compres una talla más grande que la del gatito para que te dure más tiempo.

Dormirá muchas horas al día (aproximadamente 16) y se sentirá atraídos por los lugares cálidos, así que puedes dejar una manta sobre su cama o en un lugar tranquilo cerca de un calentador.

Cógelo y acarícialo para que en el futuro sea cariñoso y accesible. Exponlo a jugar con extraños, niños y otros animales. Todo con mucho respeto, cariño, refuerzo positivo y sin forzarlo.

Juega con él a menudo, pero sin fomentar el juego de manos y pies.

Es habitual que trepe y salte en todas las direcciones y alturas a su alcance a medida que crece. Comprueba y ajusta la casa en consecuencia.

No uses sonajeros, son extremadamente irritantes para los gatos y pueden incluso causar sordera parcial y problemas de ansiedad.

 

Peligros

Ventanas, balcones, terrazas, etc.: ten en cuenta la posibilidad de caídas y aplastamientos.

Escaleras y saltos: los gatitos aún no han formado sus articulaciones y sufren la carga de su peso y los impactos.

Cuerdas y cordones: pueden ser un problema por ingestión o ahogamiento, evita dejar juguetes que los contengan. No le animes a jugar con cuerdas y cables.

Velas, cocinas, chimeneas u horno: especial atención a la posibilidad de quemaduras.

Puertas: se recomienda poner cerraduras en las puertas para que no se cierren con fuerza.

Piezas pequeñas como botones, clips, etc.: especialmente peligrosas por la posibilidad de ingestión.

Bolsas de plástico: muy apreciadas por los gatos, representan un peligro de asfixia, ingestión y ahogamiento.

Plantas: casi todas son tóxicas para ellos, infórmate sobre las especies que tienes o piensas tener en casa.

Pisadas o aplastamientos accidentales: no duermas con él al lado mientras sea muy pequeño.

Lavadora: cierra la puerta antes de usarla y revísala bien antes de ponerla en funcionamiento.

Salir al exterior: esta toma de decisión será irreversible, así que háblalo con el veterinario e identifica los riesgos. Si decides dejarlo salir, el animal debe estar identificado, vacunado, desparasitado y castrado (a partir de los 5/6 meses de edad). También puedes instalar una puerta para gatos. No se recomienda dejarle salir por la noche, ni en las primeras 4 semanas en casa. Tampoco se recomienda si se vive cerca de carreteras, lagos y piscinas. Controla las horas de salida y pon siempre la comida a las mismas horas, para asegurarte de que vuelve.

 

Ahora que ya sabes qué cuidados debes tener, ¡te deseamos la mejor de las suertes y felicidad en esta nueva aventura gatuna! 

 

Consejos y trucos

  • Hemos hablado en otros artículos acerca del estrés que provoca en los animales un viaje. El traslado, el cambio en la rutina, las altas temperaturas (y más en verano), son aspectos que alteran a nuestros amigos peludos y que convierten la experiencia de unas vacaciones en una experiencia un poco más incómoda para ellos.

    La clave para evitar el estrés tanto de nuestros amigos peludos como el nuestro, es organizar esos viajes con tiempo.

    Para ello, os damos tres claves para hacer que ese traslado sea parte de la aventura y no se convierta en un momento de nervios.

  • Ya sean perros o gatos, una de nuestras máximas preocupaciones hacia nuestros amigos peludos es asegurar su bienestar y darles la máxima calidad de vida posible. Para ello, es importante mantenerles sanos y libres de parásitos.

    Es importante desparasitar durante todo el año, pero en verano nuestros peludos corren un mayor riesgo debido a que la actividad de los parásitos aumenta.

  • ¿Es posible usar bolsas de hielo en mi perro con artritis?

    Cuando nuestros perros pasan por una cirugía o han tenido algún accidente, el área afectada puede inflamarse.

    La hinchazón puede no solo resultar dolorosa, sino que también puede limitar el movimiento de nuestra mascota.

    El hielo puede ayudar a rebajar esa hinchazón y disminuir el dolor en la zona. Aun así, es importante saber cuándo y cómo es bueno tratar el área afectada con hielo.

  • Tu perro puede ser tu mayor motivación para convertir el ejercicio en un hábito, ya que los perros necesitan hacer ejercicio y salir al exterior con regularidad. No es sólo una cuestión de higiene y aseo, también es una forma de que tu amigo de cuatro patas explore, socialice y refuerce su relación contigo.

Cuidados gatos

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test