Pasar al contenido principal

¿Qué es el bienestar animal? ¿Mi gato es feliz?

Back to overview

Usted está aquí

No hay nada más satisfactorio que saber que somos una familia de gatos felices. Y, por difícil que parezca que parezca, es posible. 

Si bien, deducir el carácter de un gato no es una tarea sencilla. Al igual que las personas, los gatos también tienen sus formas de decir que están felices. 

Estos son 5 tips para reconocer lo contento que está tu minino de contar contigo como ser humano.

1.- Saludos cálidos

Los gatos felices saludan con alegría cuando te despiertas por la mañana o les das el desayuno. Desde lamiditas hasta retozar en tus piernas o en tu regazo son sus demostraciones preferidas de alegría.

Los gatos expresan sus sentimientos físicamente: si están felices de verte, después de que hayas estado fuera por mucho tiempo, lo mostrarán con una cola recta y erguida, orejas erectas y luego frotando sus orejas, cara y cuerpo alrededor tus piernas.

2.- Escucha de forma activa lo que tu gato te expresa

Más que hacer miau, los gatitos hacen todo tipo de ruidos para pedir comida, pedir un abrazo, decirte que tienen frío o que quieren salir. Su principal forma de expresión vocal es el ronroneo.

Pero escúchalo siempre. Porque cada gato tiene su personalidad. Si desea hacerte saber si forma parte del grupo de gatos felices, lo hará con sonidos vocales. Cuanto más agudos sean los sonidos, mejor. Ya que a veces los maullidos de tono más bajo pueden indicar que están frustrados y quieren algo.

3.- Su postura es un mensaje

La forma en que un gato se sienta o se acuesta es una indicación muy clara de que está contento. Un gato que no está contento no descansará ni se sentará cerca tuyo y no se sentirá cómodo.

Los gatos felices descansan con sus pies debajo de su cuerpo, sus patas delanteras escondidas y sus ojos medio cerrados.

4.- Tu regazo es su refugio

Acomodándose en tu regazo y haciendo un nido. Los gatos felices tienen una forma especial de demostrarlo. Cuando se acurrucan en tu regazo, además de ronronear y quedarse dormidos, que son los signos más obvios.

Es posible que hayas notado que tu gato amasa su regazo con sus patas, como si estuviera amasando masa, y no sabes de qué se trata.

Se remonta a cuando son gatitos, y hacen esta acción alrededor del pezón de su madre para estimular la leche. Es una señal real de satisfacción, placer, disfrute y confianza.

5.- Gatos felices, gatos curiosos

El comportamiento curioso es una muy buena señal de un gato feliz. Tu gato debería ser naturalmente curioso sobre el mundo que lo rodea y confiado en su vida contigo. 

Mostrará interés en todo lo que encuentre o, simplemente, se sentará y observará en silencio, pero seguirá interesado.

Un gato confiado mantendrá la cabeza erguida, tendrá buen apetito y se interesará por el medio ambiente que lo rodea. Mostrará curiosidad moviendo la cola de lado a lado y con los ojos muy abiertos. Tener orejas mirando hacia adelante y bigotes relajados también son signos de que tu gato es feliz.

Todo el mundo quiere que sus mascotas estén felices y contentas. Ahora lo sabes, si tienes ratones muertos en tu cocina, un gato en tu cama por la noche y muchos sonidos vocales, seguro que eres el humano de un gato feliz.

 

Consejos y trucos

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.