Pasar al contenido principal

¿Sabes identificar el comportamiento felino de miedo?

Back to overview

Usted está aquí

Los felinos a veces pueden llegar a ser un verdadero misterio cuando se trata de su lenguaje corporal, y es por eso que hoy te traemos las claves esenciales para identificar el comportamiento felino de miedo

Si alguna vez tu gato te ha dejado confundido por algo inesperado que ha hecho delante de un niño o una visita, probablemente aquí encuentres las respuestas. A continuación te hablaremos de las distintas señales que puede dar un gato para mostrar miedo

Pero antes de eso, hay que tener claro que no todos los gatos se expresan de la misma forma. Cada gato puede llegar a expresar el miedo dando distintas señales, que a veces pueden ser únicas, y la intensidad o elección de ellas depende de lo fuerte que es el miedo que experimenta. Por eso mismo, hablaremos de tres señales de miedo en el gato, ordenadas de menor a mayor intensidad de miedo.

Si detectas que tu gato últimamente se comporta de forma extraña, lo más recomendable es visitar a tu veterinario de confianza para descartar cualquier problema de salud. Tu gato podría mostrar signos de miedo para protegerse durante una lesión o enfermedad, por eso es importante conocerlo y estar atento a su lenguaje corporal. Mientras lo llevas a tu veterinario, puedes ayudarle a manejar la situación con Zylkene.

Mirada fija

Hay muchos gestos que influyen en cómo el gato se expresa, pero la mirada fija es el común denominador más notable si quieres detectar rápido el miedo en tu gato.

Un gato normalmente mira fijamente algo, con los ojos abiertos como platos, cuando esto le provoca cierto temor. Por supuesto, este gesto debe de saberse interpretar, ya que los gatos también miran fijamente objetos o personas por las que sienten afecto, pero la mirada es diferente. 

Cuando un gato te mira por temor, normalmente lo que hace es clavar su mirada en ti y dejar todo el cuerpo tenso. Se queda inmóvil mirándote, como pensativo. Eso es muy diferente de cuando estás en medio de una sesión de mimos con él y te mira fijamente. 

Esta relación de la mirada fija con el miedo se debe a que el gato necesita saber que controla parte de su entorno para sentirse a salvo. Te observa para intentar adivinar qué harás a continuación. Cuando un gato te está mirando fijamente, lo mejor es no devolverle la mirada y alejarte de él. Si lo molestas, es posible que el gato actúe de la siguiente forma. 

Bufido

El bufido es un gesto clásico en la expresión del miedo de los gatos, en el que el gato enseña los dientes. Puede ir acompañado de gruñidos y maullidos graves, junto a la mirada del gato clavada en el peligro. Suele ser malinterpretado como un indicador de agresividad

En realidad, se trata de un gesto que indica que tu gato está a la defensiva, te está avisando, está diciendo “vete, o te las verás con estos dientes”. Normalmente, cuando dos gatos se están peleando y uno bufa, este es el que está siendo la víctima del acoso. 

Por tanto, cuando el gato bufa se está defendiendo. Esto indica que se siente amenazado, inseguro con respecto a la situación. Expresando así miedo, estrés y disconformidad. 

Si alguna vez tu gato te bufa, ya sabes: Aléjate y evita estresarlo más. Al no hacerle caso, el gato se calmará y volverá a sentirse bien. 

Esconderse

Otro de los indicadores de que un gato tiene miedo de ti, de algo o de una situación concreta es el hecho de esconderse. Esto suelen hacerlo en fiestas o ante personas (sobre todo, niños), animales o situaciones que les superan, que sienten que no pueden controlar.

Cuando un gato se esconde, lo hace porque siente una alta inseguridad y miedo. Huyendo de la fuente de peligro, se asegura de que no le pueda afectar. Esta es una reacción natural que tenemos la mayoría de seres vivos, por ejemplo, ante un fuego o un ruido fuerte. 

Si tu gato corre a esconderse, déjale hacerlo libremente y moléstalo lo menos posible. Normalmente, él será quien decida cuándo se siente mejor para salir de su escondite. Si es de ti de quien se esconde, déjale que sea él quien se te acerque en un futuro.

  Ahora ya conoces todas las claves para identificar el comportamiento felino de miedo. Es importante evitar que los gatos tengan que pasar miedo o estrés. Así les darás una mejor calidad de vida, ahora que ya los entiendes mejor.     

Consejos y trucos

Gato bufando por miedo (Pixabay)

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.