Pasar al contenido principal

Tuberculosis en gatos por comer alimentos crudos

Back to overview

Usted está aquí

Es posible que se pueda llegar a pensar que tu gato, a pesar de ser un animal doméstico, puede tolerar alimentos crudos sin ningún tipo de riesgo. Porque tu gato no es inmune a la ingesta de alimentos crudos. Por ejemplo, puede producir tuberculosis en los gatos.

El gato es un animal doméstico, vinculado a entornos humanos. Esto ha transformado la dieta alimenticia de tus pequeños felinos. Sus hábitos alimenticios poco tienen que ver con épocas pretéritas. Antes, el gato era un animal salvaje y depredador. Ahora, no.

Estudios divulgados recientemente dicen que una manipulación inadecuada de comida cruda puede provocar infecciones bacterianas y tuberculosis en los gatos. Otro dato importante: estas infecciones pueden ser transmitidas a los dueños de las mascotas aunque el riesgo es bajo.

Defensores de la alimentación cruda

El acrónimo ACBA significa Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada. Últimamente muchos dueños de mascotas felinas son defensores de este tipo de alimentación. 

Hay estudios que avalan el riesgo de tuberculosis en gatos y otras enfermedades bacterianas por el hecho de comer carne cruda.

El argumento de los defensores de ACBA es que los alimentos procesados son causantes de alergias y problemas de piel en los gatos. Pero un estudio realizado en la universidad de Utrech por el investigador Paul Overgauw dice que puede haber bacterias resistentes a los antibióticos en los productos de alimentación cruda biológicamente apropiada. 

La consecuencia de esto supone un severo riesgo para la salud de la mascota y también de su dueño.

La identificación de tuberculosis felina con la carne cruda

A través de un estudio del Journal of Feline Medicine and Surgery se han identificado en el Reino Unido trece casos de gatos donde existe una correlación directa entre la tuberculosis en gatos y la alimentación de comida cruda. 

Además, la situación se hacía más evidente porque todos los casos manifestaban la misma característica particular de esta enfermedad. El tipo de patología que se manifestaba era de “tuberculosis alimentaria” mientras que en el resto de casos era de índole cutánea o pulmonar.

Inicialmente, el diagnóstico de la tuberculosis en gatos no es fácil. Por ejemplo, la manifestación de tuberculosis en gatos es menos frecuente que en perros. En las primeras fases puede incluso tener una fase asintomática que haga que la enfermedad pase totalmente inadvertida. 

Esto sucede incluso en animales con lesiones importantes pero sin síntomas aparentemente que den lugar a ser detectada la enfermedad.

Este hecho da lugar a que haya una confusión con otras infecciones en el diagnóstico de la tuberculosis en gatos. Por eso, el método más adecuado para detectar la tuberculosis en gatos es mediante histopatología y cultivo bacteriológico del agente etiológico.

En el caso de la tuberculosis en gatos, está originada por microbacterias del complejo M.Bovis. La causa de este tipo de tuberculosis en los gatos puede ser debida a la ingestión de carne o leche infectada.

Finalmente, un dato tranquilizador es que el riesgo de transmisión de tuberculosis de gatos a humanos es muy bajo.

Consejos y trucos

dieta gatos

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.