Pasar al contenido principal

perro

Usted está aquí

  • El cuidado de la boca de nuestros mejores amigos es esencial para su bienestar. Muchas de las infecciones que sufren pueden venir de ahí, de manera que mantener una higiene sana es el mejor camino para evitar problemas posteriores.

  • Cualquiera que tenga mascotas sabe que es prácticamente imposible no hablar con ellas. Aunque sabemos que no responderán con palabras, los animales son grandes oyentes y su respuesta suele llegar a través de una mirada o de un gesto.

  • Adoras a tu perro, y él te adora a ti. Pero a veces no tenéis más remedio que separaros por un tiempo. Si tu mejor amigo es de los que toleran mal tu ausencia, te ofrecemos algunos consejos:

  • Desafortunadamente la mayoría de los perros con artritis acabarán necesitando algún tipo de dispositivo que les ayude a desplazarse y realizar las actividades normales. A continuación, te explicamos cómo son algunos de ellos:

     

    Escaleras y rampas

    El elemento más común para ayudar a un perro con artritis son las escaleras o rampas, y es que ya no resultará nada fácil para él saltar a una cama o meterse en un coche, sobre todo si se trata de un todoterreno o similar. Las hay de dos tipos:

  • Al igual que nos sucede a los humanos, las horas y la calidad del sueño son claves para la buena salud de los perros. Ten en cuenta que sus necesidades no son iguales a las nuestras: un cachorro puede llegar a dormir hasta 18 de las 24 horas del día. También los perros mayores necesitan dormir mucho, y si el perro padece de artritis, tal vez, el entorno en el que duerme no le deje descansar de manera conveniente.

  • Si estás acostumbrado a llevar a tu perro suelto en espacios públicos, te interesará saber que conlleva ciertos peligros tanto para tu amigo peludo como para el entorno.

     

    El primero y más obvio es que, si lo llevas sin correa cerca de un sitio donde pasan coches, corre el riesgo de que salga corriendo y puedan atropellarlo, que provoque un accidente, incluso podría perderse o atacar a una tercera persona o a otro animal.

     

  • Te encanta dar algún premio a tu mascota. Lo sabemos. Si no fuese porque eres consciente de que hay que hacerlo con moderación lo harías mucho más a menudo. Y es que te encanta verle feliz.

     

    Ya sea para adiestrarlo, para educarlo recompensando su buen comportamiento, para animarlo a hacer ejercicio, para promover la salud de sus dientes o simplemente para mimarlo, los motivos para dar un premio a tu perro son muchos. Pero conviene tener en mente algunos consejos:

     

  • Hace unos pocos días publicábamos en este mismo blog un post con consejos para llevar a tu perro a una residencia u hotel canino. Pero tal vez eres de los que no se separan de tu perro bajo ninguna circunstancia, o quizás vayas a hacer un viaje suficientemente largo como para no poder dejar a tu perro en tu ciudad de residencia.

To know more ESP

Test