Pasar al contenido principal

Los gatos y la formación de piedras urinarias

Back to overview

Usted está aquí

Las piedras urinarias en los gatos son formaciones rocosas de minerales que se desarrollan en la vejiga urinaria. Puede haber una piedra grande y única o una colección de piedras que varían en tamaño. Las piedras urinarias en los gatos causan irritación local en la pared de la vejiga.

Las piedras grandes pueden actuar casi como una válvula o llave de paso, causando una obstrucción intermitente o parcial en el cuello de la vejiga, el punto donde la vejiga se adhiere a la uretra. Las pequeñas, sin embargo, pueden deslizarse con la orina del animal hacia la uretra estrecha donde se alojan y también causan una obstrucción.

¿Cuáles son los síntomas de las piedras urinarias en los gatos?

Los síntomas más comunes de las piedras urinarias en los gatos son hematuria (sangre en la orina) y disuria (esfuerzo al orinar con poca o nada orina). La hematuria ocurre porque las piedras rozan contra la pared de la vejiga, irritan, dañan los tejidos y causan sangrado.

La disuria puede ocurrir por la inflamación y el hinchazón de las paredes de la vejiga o la uretra, por espasmos musculares o debido a una obstrucción física del flujo de la orina causada por la presencia de las piedras. Otros síntomas pueden ser los siguientes:

  • Frecuentes viajes a la arena para gatos.
  • Orinar fuera de la arena para gatos.
  • Cambios de comportamiento.
  • Abdomen hinchado.
  • Aumento de la sed.
  • Disminución del apetito o inapetencia.
  • Lamiendo genitales.
  • Vómitos.
  • Debilidad.
  • Depresión.

 

Si ocurre una obstrucción por las piedras urinarias en los gatos, la vejiga no puede vaciarse por completo. Si la obstrucción no se alivia, la vejiga se puede romper. Una obstrucción completa puede ser mortal, por eso requiere de tratamiento de inmediato.

¿Por qué ocurre?

Hay varias teorías de cómo se forman las piedras de la vejiga. La teoría más común se llama la teoría de precipitación y cristalización. Esta teoría establece que uno o más compuestos cristalinos formadores de piedras están presentes en niveles elevados en la orina.

Esto puede deberse a anormalidades en la dieta o debido a alguna enfermedad previa en la vejiga. Cuando la cantidad de este compuesto excede un nivel umbral, la orina se satura y no puede contener más del compuesto. El nivel de saturación depende de los minerales específicos que están presentes y en el pH de la orina.

El exceso forma pequeños cristales. Los cristales irritan el revestimiento de la vejiga, causando una producción de moco. Los cristales y la mucosidad se unen, formando grupos que gradualmente se agrandan y endurecen en piedras.

Diagnóstico y tratamiento

Hay veces que solamente con palpar la vejiga se puede observar que hay una piedra. Sin embargo, para confirmar a menudo se realiza una ecografía o una radiografía.

Por lo general, se requiere cirugía para eliminarlos de la vejiga. A veces, los cambios en la dieta, el tratamiento de cualquier infección con antibióticos y un aumento en la ingesta de agua pueden ayudar a disolverlos.

Sin embargo, la mayoría de las veces la solución más rápida es realizar una cistotomía y urolitotomía, o abrir quirúrgicamente la vejiga y eliminar las piedras. Los antiinflamatorios a menudo se recetan para reducir la irritación y la incomodidad de la pared de la vejiga.

Prevención

Asegúrate de que tu gato beba agua con frecuencia. O puedes alimentarlos con más alimentos húmedos. Esto ayudará a prevenir las piedras urinarias en los gatos. Además, los alimentos de alta calidad y recetados pueden disolver algunos cristales y garantizar un pH óptimo.

Si se detecta una piedra en la vejiga y se extrae quirúrgicamente, es importante que se evalúe a fin de determinar qué tipo de piedra es. Esto ayudará a determinar el tratamiento preventivo necesario para minimizar la posibilidad de que esta piedra en particular se forme de nuevo.

 

Consejos y trucos

  • Hemos hablado en otros artículos acerca del estrés que provoca en los animales un viaje. El traslado, el cambio en la rutina, las altas temperaturas (y más en verano), son aspectos que alteran a nuestros amigos peludos y que convierten la experiencia de unas vacaciones en una experiencia un poco más incómoda para ellos.

    La clave para evitar el estrés tanto de nuestros amigos peludos como el nuestro, es organizar esos viajes con tiempo.

    Para ello, os damos tres claves para hacer que ese traslado sea parte de la aventura y no se convierta en un momento de nervios.

  • Ya sean perros o gatos, una de nuestras máximas preocupaciones hacia nuestros amigos peludos es asegurar su bienestar y darles la máxima calidad de vida posible. Para ello, es importante mantenerles sanos y libres de parásitos.

    Es importante desparasitar durante todo el año, pero en verano nuestros peludos corren un mayor riesgo debido a que la actividad de los parásitos aumenta.

  • ¿Es posible usar bolsas de hielo en mi perro con artritis?

    Cuando nuestros perros pasan por una cirugía o han tenido algún accidente, el área afectada puede inflamarse.

    La hinchazón puede no solo resultar dolorosa, sino que también puede limitar el movimiento de nuestra mascota.

    El hielo puede ayudar a rebajar esa hinchazón y disminuir el dolor en la zona. Aun así, es importante saber cuándo y cómo es bueno tratar el área afectada con hielo.

  • Tu perro puede ser tu mayor motivación para convertir el ejercicio en un hábito, ya que los perros necesitan hacer ejercicio y salir al exterior con regularidad. No es sólo una cuestión de higiene y aseo, también es una forma de que tu amigo de cuatro patas explore, socialice y refuerce su relación contigo.

gato_piedras

Productos

No results found.

To know more ESP

Test